No, gracias!

23 noviembre, 2017

Opinión, VENEZUELA


HappyThanksgiving2-0001516

Sé que a muchos no les gustará lo que voy a decir hoy. Sé que algunos se sentirán aludidos u ofendidos por mis palabras. Sé que muchos no compartirán mi pensamiento y se preguntarán por qué regreso tan amargo después de tantas semanas sin escribir. Sólo les pido que intenten leer todo lo que diré, razonar, pensar, analizar, comprender y luego, caerme a palos, si lo desean.

Hoy, en los Estados Unidos, se celebra “Thanksgiving” o el “Día de Acción de Gracias”. Una celebración tan gringa como el “Halloween”, el “Super Bowl”, el “Fourth of July” y tantas otras. Una celebración cuyo origen y razón es plausible, bonita y lógica para la historia y tradiciones de este gran país.

Pero, no puedo evitar decir que me resulta muy chocante, doloroso y totalmente fuera de lugar, recibir saludos, mensajes, felicitaciones y buenos deseos por esta fecha que en estas tierras ni se celebra, y hoy, más que nunca, está totalmente divorciada de nuestra realidad.

Les agradezco, de verdad… pero esta vez les respondo: No, gracias!

Lo digo con la mayor educación y respecto posible. Pero yo no puedo ni celebrar, ni dar gracias a nada, ni resaltar la abundancia y la prosperidad, cuando vivo en medio de todo lo contrario… y eso que yo no puedo ni debo quejarme, porque afortunadamente, no me falta nada.

Pero me duele y choca mucho, leer mensajes, ver videos y fotos de los preparativos que hoy muchos hacen para reunirse con sus seres queridos y darse la comilona del año, abrazarse y dar inicio así a las fiestas navideñas.

Duele y choca, y quizás algunos dirán que es envidia, ver cómo están de felices por tanta riqueza y abundancia… y mucho más, el saber que mañana y los días siguientes se botarán TONELADAS de comida porque no se las pueden comer.

Les ofrezco mis sinceras disculpas por tanta amargura y por ser en cierta manera el Grinch del Thanksgiving, pero hoy, de verdad no puedo…

Y más cuando recién regreso de la calle. Y no puedo borrar de la mente a cientos de personas haciendo cola frente a los supermercados, flacos, con caras de hambre y miseria, para comprar un par de paquetes de papel higiénico, uno de arroz, un par de margarinas y dejar en esa compra, medio sueldo o media pensión. O peor aún ver a padres y sus pequeños hijos, rompiendo bolsas de basura buscando algo para comer…

¿Cómo dar gracias en este país que sufre una de las calamidades más duras y tristes de la historia? En donde los enfermos crónicos se están muriendo porque tienen meses sin recibir sus medicamentos (obligación del Estado, tanto por Derechos Humanos, como por simple y llano derecho de los pacientes).

¿Cómo dar gracias en este país, cuando miles de niños mueren de hambre en las calles y hospitales, porque no tienen qué comer, medicamentos o una simple bombona de oxígeno?

¿Cómo dar gracias en este país, cuando hay una pila de epidemias, la más reciente de difteria (mediática, pero epidemia al fin) que ya se ha cobrado la vida de muchos venezolanos.

¿Cómo dar gracias en este país, cuando vivimos bajo una inflación galopante y espeluznante?… en donde no se consigue ni carne ni pollo, en donde un cartón de huevos ya cuesta casi la mitad de un sueldo mínimo… en donde un litro de leche ya cuesta casi 20 mil bolívares, un diablito, casi 40 mil y un pan de jamón 180 mil…

Duele y choca ver y leer cuántos afortunados compatriotas comerán hallacas esta noche, mientras aquí millones de venezolanos no podrán comerse ni una en toda la temporada navideña.

Sé que pudieran sentir que estoy metiendo en un mismo saco a mucha gente, pero créanme que no es así. Se que ustedes viven una realidad muy distinta a la nuestra y que tienen muchas razones para dar gracias por su suerte, para celebrar y para brindar por la abundancia y la prosperidad.

Pero creo, que en estos momentos y tomando el real significado de lo que hoy se celebra por tierras norteñas, no es nada apropiado enviar saludos y mostrar lo rico que la están pasando… Sé que esto que vivimos aquí no es culpa de ustedes y que muchos han luchado para ayudar a terminar esta tragedia… pero créanme amigos y amigas, que las cosas aquí están más negras que nunca.

Estas navidades serán unas de las más tristes, oscuras, desanimadas, pobres y dolorosas de toda nuestra historia. Me alegro por ustedes porque están bien, seguros y felices. Me alegro igual por mi familia porque ellos lograron escapar de esta miseria. Me alegro por todos, y de corazón…

Pero por favor, tengan un poco de tacto y dejen de enviar saludos y mensajes por este día de Acción de Gracias, tan ajeno para quienes aún estamos sobreviviendo y soportando la decadencia y destrucción de lo que una vez fue un gran país.

Disculpen mi crudeza y sinceridad, no pretendo ofender ni herir a nadie. Les respeto, pero igualmente, les pido respeto por lo que ya expresé. Y, aunque suene irónico, a quienes tienen la dicha de celebrar hoy: ¡Feliz Día de Acción de Gracias!

Alfredo Graffe / Periodista

Twitter: @alfredo_graffe

 

, , , ,

Acerca de pressreleasecom

Agencia digital de comunicaciones y relaciones públicas especializada en comunicaciones de mercadeo, fundada en 1994, para Latinoamérica, pero en especial para Venezuela, Colombia, Perú, Costa Rica y Panamá. Publicamos noticias humanas, corporativas y de actualidad de Latinoamérica para latinoamericanos.

Ver todas las entradas de pressreleasecom

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

2 comentarios en “No, gracias!”

  1. elclubdelasnaciones Dice:

    Todo es cierto pero mucha gente lo hace quizás como mecanismo de compensación, para olvidar por unas horas aunque sea el horror que se vive a diario, para no caer en depresiones severas.

    Me gusta

    Responder

  2. Octavio De Lamo Dice:

    Entiendo perfectamente lo que planteas en tu artículo y desde mi punto de vista tienes toda la razón dadas las dramáticas circunstancias que vive Venezuela.
    Es realmente contradictorio ver imágenes, a través de las redes sociales, que indican una gran insensibilidad con lo que ocurre en el pais.
    Ortega y Gasset dijo : “El hombre es el hombre y sus circunstancias” y aun hay muchas personas que, al no padecer ellos las penurias de otros, desconocen lo obsceno que puede ser mostrar sus disfrute frente a los que les robaron todo.
    Sin tener que regodearnos en las miserias producidas por el régimen, se puede ser mas “recatados” en mostrar lo que otros tanto adolecen.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: