Por si se acaba el mundo

21 septiembre, 2017

Opinión, VENEZUELA


THE END

No suelo ser alarmista, ni susceptible a los augurios, sobre todo a los malos. No me impresiono fácilmente, ni creo mucho en pitonisas o videntes, aunque los hay sin duda. A veces me entretengo leyendo los horóscopos, pero sí creo que todos estamos marcados por las estrellas y sus posiciones al momento de nacer. Me sorprendo y divierto con cierto morbo leyendo predicciones, y usualmente reclamo a quienes las lanzaron, a modo quizás de burla, diciéndoles que se pelaron y con ironía les pregunto cuándo van a suceder.

No me creo ni más ni menos que nadie y no soy quien para juzgar a los demás por sus creencias o por lo que les impresiona o no. Tampoco me gusta crear ansiedad ni pánico en la gente. Más bien trato de enviar siempre un mensaje positivo y conservar la calma, el optimismo y la tranquilidad, aunque estemos rodeados de nubarrones, cataclismos y malos presagios.

Algunos se preguntarán de qué rayos quiero hablar hoy y por qué publico otro artículo a tan pocos días después del último… pues, primero porque quiero. Segundo, porque tengo ganas de escribir y tercero, porque si mañana ya no hay tiempo, al menos dije lo que quería decir.

No sé si saben… y no se alarmen ni angustien, que algunas personas alrededor del mundo aseguran o interpretan que este sábado, 23 de septiembre, tenemos nueva fecha para el fin de los tiempos… y para reafirmar sus vaticinios, echan mano de los últimos acontecimientos o fenómenos naturales: terremotos, huracanes, fríos, calores, sequías, atentados, plagas, aguas que se retiran, inundaciones, meteoritos que se acercan, un gordito norcoreano loco jugando a la guerra nuclear y un catire fanfarrón todopoderoso que vive respondiendo que lo borrará del mapa, mientras levanta el dedito de su mano derecha y frunce la boca… en fin… para qué contar!

Y justamente, sobre esto quise escribir un rato. Como hoy es 21 de septiembre, no sé si mañana o pasado me podrán leer y aprovecho para decir algunas cosas.

Por si el mundo se acaba el sábado, en primer lugar, doy profundas y sinceras gracias a Dios por su gran creación y por regalarme el tiempo que hasta hoy he vivido. A mis padres, por darme la vida y hacerme la persona que soy, por guiarme, protegerme, enseñarme lo que es correcto y lo que no, por su amor, sinceridad y humildad… a mi pareja, por su amor profundo, su constantes cuidados y enseñanzas, por su sabiduría, seriedad, respeto, comprensión, por dar y compartir los años más maravillosos de nuestras vidas… a toda mi familia, a mis hermanos, mis más que queridos y adorados sobrinos, a mis amigos sinceros… y a tanta gente que me ha dejado cosas buenas y menos buenas, aprendizajes a fin de cuentas.

Si se acaba el mundo, lamento mucho no haber podido presenciar y disfrutar el fin del chavismo-madurismo, ni tampoco ver que estos bichos y bichas pagaron sus maldades… aunque si es el fin del mundo, a fin de cuentas, pagarán igualmente.

Si se acaba el mundo, lamento mucho no poder ayudar a reconstruir a mi país y poder vivir en esa Venezuela que muchos soñamos, no la que fue, sino una mucho mejor.

Si se acaba el mundo, lamento mucho que se trunque la vida del ser humano y se termine la historia, que muy probablemente ya nadie contará. Seremos polvo cósmico y pasarán nuevamente millones y millones de años para que con suerte o intervención divina, se forme otro mundo y quizás surja una nueva vida…

Si el sábado se acaba el mundo, no podremos cumplir muchos sueños, pero al menos soñamos un poco. Quizás no nos demos cuenta de lo mucho que tenemos y quizás en el minuto final, valoremos lo que tuvimos como personas y no nos importe perder lo que hasta ayer consideramos tesoros invaluables…

Si se acaba el mundo, lamento no poder despedirme de toda la gente que quiero. Pero me alegrará que mi familia estará junta, reunida en Portugal.

Lamento no saber si Vettel le podrá quitar el título de campeón de la Fórmula 1 al antipático y creído de Hamilton. No sabré si los Yankees llegarán a la Serie Mundial, si Messi abandonará al Barcelona… si los catalanes se saldrán con la suya y se separarán de España. Me quedaré con las ganas de saber si finalmente la OEA aplicará la Carta Democrática a Venezuela, si La Haya se encargará de Maduro y si la MUD reconocerá o no a la fraudulenta ANC…

Me quedaré con las ganas de seguir viajando y conociendo otros lugares, otras culturas, sabores y formas de pensar… para luego, echarles el cuento. Me quedaré con las ganas de saber quién ganó “The Voice”, “Desafío Súper Humanos”, “The X Factor”… quien se quedó con la corona y triunfó en “Game of Thrones”… si el Papa Francisco finalmente se atreverá o se dignará visitar Venezuela. Qué tan bueno será el concierto en enero de Bruno Mars en Bogotá, quien ganará el Mundial de Rusia y si Argentina será, sorpresivamente, una de las grandes ausentes de la copa.

No podré cumplir mi sueño de ir y me perderé el Festival de Eurovisión en Lisboa y no podré hacer el Camino de Santiago en mayo próximo… no volveré a comerme una cachapita con queso de mano o un golfeado recién salido del horno… no podré ir más a la playa, ni pasar horas navegando en Internet, ni escribiendo mis artículos y subiendo fotos a mi Instagram, ni tampoco agradecer los sorprendentes y gratos comentarios de muchos de ustedes…

En fin, se acabará todo y nada… punto final.

Por eso escribo hoy antes que el sábado se acabe el mundo. Pero si el domingo 24, todo sigue igual, aunque bastante choreto, entonces seguiremos esta historia hasta que el cuerpo aguante y Dios decida cuando se termine. Mientras tanto, intentaré seguir diciendo lo que pienso, invitando a votar en las regionales del 15 de octubre, echándole piernas para contribuir con un futuro mejor tanto en mi país, como en el mundo (iluso yo…)

Por si mañana se acaba el mundo les doy gracias a todos y les deseo un buen final. Nos veremos del otro lado, veremos si es verdad que hay un camino de luz brillante y llegaremos a ese lugar extraordinario que muchos describen. Pero, si no se acaba, seguiremos entonces y veremos qué pasa y qué nos trae el día después de mañana… amanecerá y veremos.

¡Paz a todos y que Dios les bendiga!

Alfredo Graffe. PERIODISTA / CNP Nº 5.425. Twitter: @alfredo_graffe

, , , ,

Acerca de pressreleasecom

Agencia digital de comunicaciones y relaciones públicas especializada en comunicaciones de mercadeo, fundada en 1994, para Latinoamérica, pero en especial para Venezuela, Colombia, Perú, Costa Rica y Panamá. Publicamos noticias humanas, corporativas y de actualidad de Latinoamérica para latinoamericanos.

Ver todas las entradas de pressreleasecom

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: